Hace unos días leíamos en el diario ABC una noticia sobre La absurda tradición que provocaba el caos durante el 1 de mayo en Nueva York, y es que aunque nos sea difícil de creer hace 200 años en Nueva York cada 1 de mayo finalizaban a la vez los contratos de aquellos inquilinos que vivían en una casa alquilada y como inevitable consecuencia llegados a esa fecha se generaba una incesante procesión de carros llenos de objetos para llevar a cabo cientos de mudanzas en un periodo muy corto de tiempo.

Esa costumbre bautizó al 1 de mayo como el «Moving Day», o «Día de la mudanza» cómo lo llamaríamos aquí, y resultaba ser una costumbre del todo improductiva que con el tiempo no sólo ha desaparecido sino que nos puede llegar a parecer inverosímil. 

Pues nada más lejos de la realidad, en la actualidad se siguen viviendo pequeños «Moving Days» o «Días de la mudanza» cada final de mes, ya que nos encontramos con el mismo paradigma de la finalización de contratos de alquiler en una misma fecha. Esto provoca que los 3 últimos días de cada mes sea más difícil encontrar ayuda para mudarse en Barcelona.

Según nuestros datos la actividad de mudanzas se ve incrementada entre un 30% y un 50% más durante la última semana del mes. Este desajuste en la demanda provoca que las empresas de mudanzas se vean colapsadas en los últimos días del mes y a menudo no puedan satisfacer la demanda de sus clientes.

En algunos casos, los menos afortunados, a causa de la alta demanda el cliente se ve forzado a contratar el servicio de mudanza con una segunda o tercera opción por no tener disponibilidad la empresa de mudanzas con la que deseaba contratar el servicio inicialmente. Por ello, recomendamos que para mudarse en Barcelona sin estrés lo hagas contratando con tiempo y a poder ser evitando los últimos días que coinciden con la finalización de todos los contratos de alquiler. 

Para evitar caer en el «Moving Day» recomendamos tanto a nuestros clientes como al resto de usuarios del servicio de mudanzas que, si está en sus manos, adelanten o atrasen su mudanza para no caer en los últimos días del mes, y en caso de no ser posible que al menos sí contacten con antelación a la empresa de mudanzas para poder concretar unas condiciones y fechas con tiempo suficiente.

Si aún así, tu mudanza cae en final de mes y con poco tiempo, no desesperes, en Mudanzas Control haremos todo lo posible para que mudarse en Barcelona no sea una experiencia negativa. Queremos que te olvides de al mudanza y puedas encárgate de disfrutar de tu nuevo hogar.